La digitalización inminente de este sector, así como la omnicanalidad y el auge del e-commerce, ponen de manifiesto altas exigencias en infraestructura, cloud y servicios TI, además de una ciberseguridad de datos a toda prueba.